Su rica variedad cultural, su completísimo Patrimonio Artístico, su diversidad geográfica y sobre todo su bagaje histórico, convierten a este continente en un lugar interesante para ser explorado. Sus fronteras abiertas y una infraestructura eficiente hacen que visitando Europa rara vez tengamos que viajar más de unas pocas horas antes de sumergirnos en una cultura nueva y diferente a la anterior. Pese a ser el segundo continente más pequeño en términos de superficie, Europa nos ofrece la posibilidad de conocer las profundas diferencias entre las culturas y formas de vida en sus países.

INSPÍRATE

Ideas para viajar a Europa y Oriente Medio